30 de enero de 2018

"The Last Jedi" Crítica de la película

Volvemos a publicar en 2018 después de un tiempo de inactividad, pero en esta ocasión nos ha venido bien, ya que ha pasado un tiempo prudencial después del estreno en cines de "The Last Jedi", con lo que podemos hacer una crítica de la película sin sentir que estamos Spoileando a todo el mundo, así, podrás leer nuestra crítica a la última entrega de la franquicia tras el salto. Vamos allá!

 



CRÍTICA DE "THE LAST JEDI"

SINOPSIS

La malvada Primera Orden se ha vuelto más poderosa y tiene contra las cuerdas a la Resistencia, liderada por la General Leia Organa (Carrie Fisher). El piloto Poe Dameron (Oscar Isaac) encabeza una misión para intentar destruir un acorazado de la Primera Orden. Mientras tanto, la joven Rey (Daisy Ridley) tendrá que definir su futuro y su vocación, y el viejo jedi Luke Skywalker (Mark Hamill) revaluar el significado de su vida. (FILMAFFINITY)

CRÍTICA Y PUNTUACIÓN

Tras la larga espera en la que nos dejó el despertar de la fuerza, Los últimos Jedi empezaría a despejar las incógnitas que quedaron pendientes en el episodio anterior, pero, lejos de esto, la nueva entrega no es sino un elemento clave para anunciar el fin de una era y el inicio de otra.

Parece ser que Disney quiere dar carpetazo a todo lo relacionado con las trilogías anteriores y crear una nueva saga, desanclándose del pasado y apostando por personajes que, a pesar de su juventud, prometen entretenernos tanto o más como Luke y compañía.

Y es que Rian Johson ha decidido romper con los frentes que dejó abiertos el anterior director (al parecer se enteró de que es un poco Trekie) y ha querido dejarnos a todos con un "WTF¡" constante. Si bien es cierto que hay más elementos de humor en esta entrega, no quita que tenga sus grandes dosis de acción, momentos épicos y otros que nos dejaron a punto de llorar.

Si bien es cierto que el momento "Mary Poppins" que nos dejó la tristemente fallecida Carrie Fisher no me convenció mucho, su encuentro con un Luke en horas bajas me emocionó bastante. Un Luke que, en mi opinión, esperaba más activo, pero que han sabido darle un buen lugar en la saga. Es un Luke cansado, que decide retirarse para morir, como hiciera su anciano y bromista Maestro Yoda.
Un Luke que no quiere volver a tener otro aprendiz, porque ya decepcionó a su sobrino por culpa de su fugaz momento de debilidad. Algo que nos mostró que , incluso el Jedi más poderoso de todos los tiempos no deja de ser una persona con dudas y con momentos de debilidad.

Aún con eso, ve en Rey una nueva oportunidad para la orden Jedi, pero a la vez quiere dejar claro que no deben cometerse los errores del pasado. Los Jedi no pueden convertirse en una secta religiosa con ínfulas de policía galáctica, sino en observadores del equilibrio de la fuerza. Por cierto, momentazo de Yoda interactuando con el entorno al quemar el árbol. Espectacular!

Otro personaje que me sorprendió fue Kylo Ren, quien a ratos nos dejaba ver a un Ben Solo atormentado por las consecuencias de su elección por el reverso tenebroso de la fuerza. Me pareció sublime que Rian Johnson usara el recurso de la "conexión" entre Ren y Rey. ¿ En que acabará esa línea argumental? Parece que promete bastante.

Lo que me dejó un tanto chafado fue la "muerte" de Snoke sin revelarse su identidad. Aunque tratándose de Rian Johson, el defenestrado líder supremo bien podría ser un basurero resentido del borde exterior (si bien ha colado que los padres de Rey sean unos chatarreros borrachos). No obstante, esta decisión deja ver que lo importante no es el líder supremo, sino lo que podemos encontrarnos en el futuro.

Respecto a la muerte de Luke... aunque todos esperábamos un combate similar al que tuvieron el viejo Ben y Darth Vader, para mi fue una escena especial, ya que pudimos ver el último coletazo de poder de Luke. Muy pocos pueden proyectar su fuerza desde tan lejos (se rumorea que Snoke es el otro que puede hacerlo) y gracias a ese poder, los pocos supervivientes de la resistencia pueden escapar de la amenaza de la primera Orden.

Aunque si tuviera que elegir una escena de esta nueva parte de la saga, es la del sacrificio llevado por la Vicealmirante Holdo. Simplemente, una escena sublime.

El resto del reparto (Poe, Finn, Rose...) tienen sus momentos fugaces, pero aún son personajes sin definir y de momento sin mucho trasfondo.

En conclusión, me quedo con lo del cambio de ciclo, como se puede observar en la escena final en la que el niño coge la escoba con la fuerza y mira al horizonte como lo hicieran Anakyn y Luke en su Tattooine natal. Puede que veamos nuevos Jedi  o Padawan, pero lo que está claro es que las siguientes películas de Star Wars traerán muchos elementos y personajes nuevos.

NOTA: 8


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mejorar la alianza rebelde. No admitimos comentarios de usuarios anónimos que buscan insultar y crear conflicto, por lo que sólo aceptamos comentarios de usuarios con cuentas de Google. Que la fuerza te acompañe!